Los pisos de duela tienen varias características que los hacen favoritos en muchos hogares. Además de lo atractivos que resultan a la vista y lo fáciles que son de combinar con otras decoraciones en todo tipo de espacios, su limpieza y cuidado no requieren de mucho esfuerzo.

A continuación, te compartimos algunos consejos para cuidar el piso de duela y que siempre luzca perfecto.

  • Para que el polvo no se acumule en el piso laminado lo mejor es simplemente colocar un tapete en la entrada para que al ingresar al espacio el exceso de polvo de los zapatos se quede en él.
  • Igualmente puedes evitar que el piso se ralle con sólo colocar unas protecciones a las patas de los muebles y sillas.
  • Por ningún motivo limpies tus pisos con grandes cantidades de agua o permitas que se hagan charcos ya que afectan la duela.
  • Si tienes mascotas procura que sus patas no tengan piedritas atoradas o mantengan las uñas largas pues pueden rallar la duela.
  • Al hacer la limpieza común de la duela lo mejor es sólo humedecer un paño, no hace falta más que pasarlo por el piso y luego secar.

¿Verdad que es muy fácil? Con sólo seguir estos consejos los pisos de duela se mantendrán en perfecto estado. Si estás interesado en colocarlo en tu hogar, contáctanos, somos expertos.