Una madera dura no debe ser necesariamente más densa que una blanda. La diferencia entre estos dos tipos de madera en realidad tiene que ver con temas de reproducción de la planta donde surgen. Todos los árboles se reproducen por semillas que producen, pero la estructura de la semilla varía.


Los Árboles de madera dura son angiospermas, plantas que producen semillas con algún tipo de cobertura. Esto podría ser una fruta, como una manzana, o una cáscara dura, como una bellota.


Los arboles de las maderas blancas en cambio, son gimnospermas. Estas plantas permiten semillas caen al suelo como es, sin ninguna cobertura. Los árboles de pino, que crecen las semillas en conos duros, entran en esta categoría.


Es así como podemos determinar que el peso o densidad de una madera no determina en ningún momento su clasificación. ¿Quieres saber más? Contacta a Maderas y Triplay Femar y un asesor te brindará más información.