maderas duras

Las maderas duras son las más resistentes entro otros tipos de maderas. Su origen normalmente es de árboles de crecimiento lento, es por eso que su costo puede ser más elevado. Sin embargo, la inversión por este tipo de maderas lo compensan sus características.

Este tipo de madera se adapta más rápido a condiciones adversas, como la temperatura, humedad, entre otros. Se suelen utilizar para muebles en exteriores, muebles de baño o de cocina, así como el revestimiento de este tipo de espacios.

También son ideales para ebanistería, o construir vigas y columnas de casas o edificaciones, embarcaciones e incluso instrumentos musicales.

Los árboles que nos brindan maderas duras pueden tardar décadas o incluso siglos para alcanzar la madurez necesaria para utilizarla. Estos son algunos de los arboles más comunes de los que conseguimos maderas duras:

  • Ébano. Esta es una de las pocas maderas que se hunden en el agua por su gran densidad. Tiene una textura suave y su capacidad de pulido la han convertido como un tipo de madera muy valiosa.
  • Roble. Son ideales para soportar condiciones de humedad extremas. El desarrollo del Roble tarda aproximadamente 200 años.
  • Nogal. Este tipo de madera tiene una belleza inigualable y también es provechada su fruto (nueces) y sus hojas aromáticas.
  • Haya. Este árbol es valorado por sus tonos, su buen acabado y su facilidad para barnizar y entintar.
  • Teca. Es llamada "la reina de las maderas", dado que se embellece con el paso de los años y no se deteriora al entrar en contacto con metales
  • Lapacho. Su madera es muy apreciada para muebles de exteriores, debido a que presenta una gran resistencia a las inclemencias del tiempo, los golpes, las plagas y, algunas especies, al fuego