Las maderas blandas se denominan porque son muy flexibles y fáciles de trabajar. Son ideales para la creación y fabricación de muebles, instrumentos musicales y piezas de artesanía. Este tipo de maderas provienen normalmente de árboles de crecimiento rápido derivadas de la familia de las coníferas.


El término blandas, no determina que sean menos resistentes que otro tipo de maderas, puede llegar a tener la misma o mayor dureza que aquellas determinadas como maderas duras. Estas son algunas de las maderas blancas más comunes:


CEDRO ROJO. Su madera es de color castaño rosado, veteado, liviana, blanda y muy resistente a la intemperie.  Se usa principalmente en carpintería, instrumentos como caja de las guitarras, revestimientos y postes.


CHOPO. Su madera es de color claro, se usa principalmente para obtener chapa a la plana y fabricar tablero contrachapado, también en cajas y envases. Es una madera con una gran ligereza.


FALSO CASTAÑO. Su uso es principalmente ornamental como árbol. Su madera tiene usos específicos como decorativos, en guitarras eléctricas y pequeños objetos de madera.

 

ABETO COMÚN. La madera de abeto es la más blanda, se usa mucho en construcción.